Historia del Colegio

 

COOPEJOVO R.L. es una de las  5 cooperativas de servicios educativos presentes en el país, posee 20 años de existencia y es una cooperativa de índole tradicional, de membrecía abierta, considerada como una cooperativa solvente y equilibrada, representada principalmente por un grupo de padres y madres cartagineses, quienes preocupados por innovar la educación de sus hijos y como proyecto empresarial, crean el Colegio Bilingüe Jorge Volio Jiménez,  institución de enseñanza secundaria con un espíritu altamente apegado al principio de empresa cooperativa sin fines de lucro.

El Colegio Bilingüe Jorge Volio Jiménez es concebido como una opción educativa de calidad, con espíritu de servicio y de generación de líderes comunales en diferentes áreas, con una filosofía institucional enfocada en la sensibilidad humana, las artes, la tecnología y el bilingüismo, un modelo de educación inclusivo que, desde 1993 ya visualizaba lo que hoy es toda una tendencia.

Es fundado gracias al esfuerzo de la fundación José de San Martín y dos años después de su gestación, se determina el menester de trasladar la administración a la figura jurídica hasta hoy dada, naciendo COOPEJOVO R.L., con perspectivas de crecimiento y en un ámbito nacional que posee facilidades de apoyo y de carácter democrático del sector cooperativo.

Este colegio y por ende la cooperativa, llevan el nombre de Jorge Volio Jiménez como homenaje al gran político costarricense que dedicó su vida al servicio de los más pobres, en una trayectoria política enfocada a defender y promover leyes a favor de la clase trabajadora y de los más necesitados, un líder social de la época. Además fue sacerdote y un gran educador, dejando valiosas publicaciones sobre aspectos sociales e históricos en el país.

El Colegio Bilingüe Jorge Volio Jiménez  nace como una alternativa en el sistema educativo cartaginés ofreciendo servicios de calidad y diferente dentro del sistema educativo.

 

Historia del Escudo del Colegio

escudocolegio

 

Desde la Creación del primer Colegio Cooperativo de Cartago, se diseñó un escudo que indicara dos elementos esenciales que caractericen la identidad de ese nuevo centro de estudios. 

Primero:  como blasón o elemento central del escudo, la figura del General Jorge Volio Jiménez, cartaginés destacado en la política nacional, con su propuesta reformadora en busca de una mayor justicia social, además de revolucionario contra las dictaduras e injerencias internacionales contra la autonomía de estos pueblos centroamericanos.  Fue además destacado sacerdote, periodista, colono agricultor, catedrático universitario y de una acción política que unió a las fuerzas de los más humildes trabajadores de nuestro país.

Segundo: Las demás características que acompañan al blasón, se han tomado del Escudo de Cartago, donado por Felipe II en Segovia, España el 14 de agosto de 1565. Es por esto que el Escudo del Colegio, tiene la forma de “Cuadrilongo redondeado por su base, el llamado piel de toro”.

Como modelo de las características integradoras con el Escudo de la ciudad, se tomó como base el viejo Escudo que se tiene en el Palacio Municipal de Cartago, confeccionado por un pintor guatemalteco a solicitud del Cabildo en el año de 1729.

La Boldura, pieza que rodea el campo del escudo por su interior y que tiene por ancho la sexta parte del mismo: esta pieza heráldica que es de primer orden, tiene seis águilas negras, a imitación del Escudo de Cartago, pero en el escudo del Colegio el fondo es celeste y no color plata como el original de la Ciudad.

En la parte del Timbre, parte superior del Escudo, tiene la corana de los Infantes de Castilla y con un lema o divisa, colocada en la parte superior que dice “FIDE ET PACE”. Dos conceptos resumidos, que deben imperar también en el Colegio, la fidelidad de los valores de nuestra nación, siempre conquistados con el estudio y en un ambiente de paz, característicos de una sociedad democrática.